Roberto Carlos Solís Carini.

 

I remember a history of full evidence of what it is to live.
It is true that when you carry something inside and do things with your heart, especially for the good of others without hesitation transcends and without giving you no account of it grows without limits.
One day a child from a humble family from a small town called Santa Fe decided to study something different, very strange for many and when he was only 14 years old he told his father.

                                                   “I Want to Study Chinese Medicine”.

Everyone was amazed, even some did not take it seriously, because among other things at that time no one knew this medicine, there was no where to study, but that child carried a seed, I insisted so much that one day came to China where it reached his doctorate, but this is not what is important in history, what was worth it was that he managed to capture Eastern medical concepts and translate them to Westerners, he created formulas that helped thousands of people to prevent diseases and although he never received anything to change, when asked, just said:
“I received a great treasure in my heart and it is the satisfaction, the gratitude of thousands of people for their improvement, their well-being and their good health.

Recuerdo una historia que  evidencia de lo que es vivir conectado a un sueño. Es cierto que cuando llevas algo adentro y haces cosas con tu corazón, especialmente para el bien de los demás, sin dudas, trasciende y sin que te des cuenta, crece sin límites. Un día un niño de una familia humilde de un pequeño pueblo llamado Santa Fe decidió estudiar algo diferente, muy extraño para muchos y cuando tenía solo 14 años le contó a su padre.

                                                 “Quiero estudiar medicina china”.

Todo el mundo se sorprendió, incluso algunos no lo tomaron en serio, porque entre otras cosas en ese momento nadie sabía de esta medicina, no había dónde estudiar, pero ese niño llevaba una semilla, insistí tanto que un día llegó a China donde llegó a su doctorado, pero esto no es lo que es importante en la historia, lo que valió la pena fue que logró capturar los conceptos médicos orientales y traducirlos a los occidentales, creó fórmulas que ayudaron a miles de personas a prevenir enfermedades y, aunque nunca recibió nada a cambio, cuando se le preguntó, él simplemente dijo: “Recibí un gran tesoro en mi corazón que es la satisfacción y  gratitud de miles de personas por  mejorar, su bienestar y salud

  NOTA: La información proporcionada en este sitio WEB es solo para fines culturales, artísticos, informativos y educativos, el autor no se responsabiliza por el mal uso de los contenidos que aparecen en la misma, y no autoriza la copia de ninguna de sus partes .

                                                                                          EMAIL: medicinachina@telefonica.net